Acercando a inversores y emprendedores a través de diseño y narrativa

Expertise

Definición de producto

Diseño

Experiencia de usuario

Entregables

Strategy

User Research

Interfaz Desktop y mobile

Plataformas

Entorno web

Visítalo

Elevando el discurso de marca del VC más innovador de España

K Fund es un fondo de inversión que busca mejorar el ecosistema de empresas tech del sur de Europa, con la convicción de que existe el talento y la capacidad para ser referencia mundial. Buscando la excelencia, su enfoque es apostar por founders con ambición, y lo que es más importante, un propósito.

El motor del fondo tiene un componente ético, pues quieren que sus inversiones generen impacto positivo en la sociedad a diferentes niveles. «Win playing good» es el lema que condensa este ideal. Un factor que diferencia a K Fund de los fondos tradicionales es el tipo de relación que establece con sus participadas. Su visión es la de equilibrar la balanza siendo más transparentes con los emprendedores. De este modo el voto de confianza es mutuo.

Seducir a los mejores

Partiendo de las premisas que hacen diferente a K Fund como VC, uno de los grandes retos del proyecto giraba en torno a cómo plasmar su tono comunicativo de tal forma que conjugase valores como la generosidad y humildad, que transmiten confianza, con otros como la rebeldía o el inconformismo, que apelan directamente al espíritu de los founders.

Uniendo arte, glamour atemporal y negocio

K Fund representa otra forma de hacer negocios. Una referencia que apareció en nuestro imaginario desde muy temprano fue la figura de Coco Chanel. Una persona adelantada a su tiempo que encarna los conceptos de rebeldía y lujo atemporal. Tomando rasgos de su enigmática personalidad conseguimos dotar a la marca de K Fund de ese halo de misterio que despierta el interés de emprendedores e inversores.

La joya. Honesta, sobria y elegante

Una idea derivada del concepto narrativo fue jugar con recursos que recordaran a una joya. Haciendo alusión a lo que simboliza podíamos transmitir el valor, no sólo económico, sino también sentimental que tiene cada participada del fondo. Cada fundador que pasa a formar parte de la familia K Fund es único y con él se establece un vínculo muy especial.

Un toque gamberro

Pocas veces ocurre que un cliente nos pida un poco más de atrevimiento. En esta ocasión, tras compartir algunas exploraciones visuales obteniendo ese feedback, recogimos el guante y asumimos el reto que se nos planteaba: la marca debía destilar una personalidad verdaderamente única. Tomando todo el concepto narrativo que hemos desgranado, generamos un rico universo visual que actualmente compone la marca de K Fund. Una cuidada selección tipográfica que aporta glamour y fuerza a los mensajes. El uso en proporción de recursos visuales que transmiten solidez y seguridad. Y la unión de los clásicos blanco, negro y dorado con el azul eléctrico y el verde flúor.

Un traje no-code a medida

El output principal de este rediseño de marca y donde debe brillar con especial énfasis es su web corporativa, que actualmente puedes visitar en kfund.vc. Como puedes imaginar, materializar todo este discurso narrativo con un universo visual tan particular no fue tarea fácil. Para ello contamos con el equipo de minimum.run, especialistas en dar soluciones con un altísimo nivel de acabado en tiempo récord. En tan solo 2 semanas desarrollaron nuestro concepto web usando herramientas no-code. Este ecosistema está permitiendo al equipo de K Fund gestionar dinámicamente su nueva web creando contenido a partir de las piezas que generamos, como ha ejemplificado la publicación de su nuevo programa de inversión K Founders.